fbpixel
Por el mundo que queremos

¿Notaremos en nuestros bolsillos las bajadas de impuestos de la factura de la luz?

Últimamente en los informativos de televisión, en  periódicos… se habla mucho acerca de las bajadas de impuestos en la factura de la luz, pero, ¿a qué se refieren?¿Cómo afecta a las personas usuarias esta intervención?

Desde el programa impulsado por la Asociación Bienestar y Desarrollo (ABD) y Ecoserveis, Energía Justa, intentan aclarar un poco toda la información abordando la cronología y algunos conceptos clave.

Julio 2021

A tenor de la subida del precio de la luz y de las dificultades que ésta estaba trayendo a los consumidores, el gobierno decidió intervenir reduciendo diversos impuestos:

  • El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido/Agregado):

Este es un impuesto que pagan los consumidores y que tiene un cargo regresivo, es decir, grava el consumo doméstico final de productos y/o servicios. En España, contamos con tres tipos, general (21%) , reducido (10%) y súper-reducido (4%).

La factura de la luz, contaba con un IVA del 21% aplicado al total de la factura. (Un porcentaje cuestionable al tratarse de un suministro básico, que debería ser accesible a toda la población. Recordemos que la energía es un derecho no un privilegio.)

Bien, en julio de 2021, el Gobierno decide bajar el IVA de la factura del 21% al 10%. La idea inicial era que se aplicase hasta final de año para todas las contrataciones de potencia, inferiores a 10kW (las viviendas, entran aquí), siempre que el precio mensual del mercado mayorista eléctrico se situase por encima de los 45 euros Mwh. (No dejamos de ver máximos históricos diarios por encima de 100 euros).

Otra de las medidas que se contemplaban en esta normativa de julio de 2021, era la suspensión del IVPEE (Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica). Este impuesto grava la producción y posterior incorporación de la energía generada al mercado eléctrico. Y se cifra en el 7% del total de dicha producción e incorporación. Este coste, debería aplicarse únicamente a los productores de electricidad, pero la realidad es que ellos lo aplican al consumidor final dentro de las ofertas de venta, como un gasto de producción, por lo que termina incrementando nuestra factura.

Esta suspensión se decretaba inicialmente para el tercer trimestre del año (julio-septiembre). 

Es importante revisar la factura, ya que es una rebaja que han de aplicar las comercializadoras directamente, por lo que será necesario comprobar que así lo han hecho y de lo contrario, reclamar. 

Este impuesto solo aparece desglosado en mercado regulado o PVPC, o contrataciones con precios indexados. Si no es el caso, no aparecerá en la factura desglosado, (como sí lo hacen el IVA y el Impuesto eléctrico), por lo que habrá que fijarse en la variación del precio a pagar. (En mercado libre pueden indicar que se ha firmado un contrato con un precio fijo independientemente de lo que entre dentro de él. No es una justificación válida, han de aplicar la rebaja.).

Septiembre 2021

Como los precios siguen teniendo una tendencia a la alza, el Gobierno se ha visto de nuevo obligado a proponer medidas que puedan suponer una protección del pequeño consumidor, favoreciendo el acceso a la energía y al pago de sus suministros.

El pasado 13 de septiembre, se anunciaron nuevas medidas en relación a estos cargos impositivos de la factura eléctrica:

  • Dará continuidad hasta final de año, a la suspensión del IVPEE (Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica).
  • Por otro lado, en las medidas tomadas el pasado julio de 2021, se quedaba fuera de legislación el Impuesto eléctrico o Impuesto sobre la electricidad. Que grava el coste de la producción de la electricidad y el término de consumo. 

Es decir, lo pagamos independientemente de que consumamos electricidad o no. Aparece para ayudar al sector minero y ahora para fomentar un consumo responsable de la electricidad por parte de las y los consumidores.

Este impuesto suponía un 5,11% (aplicado en potencia contratada y energía consumida). Con la nueva intervención del gobierno, pasará al 0,5% hasta final de año.

¿Cuál es el objetivo? ¿Se notará en la economía de las familias?

La intención con la que se está interviniendo por parte del Gobierno con estas medidas parte del intento de protección del pequeño consumidor frente a los precios históricos de la luz que estamos viviendo.

Respecto al ahorro, los cálculos aproximados anunciados de las bajadas de impuestos de julio, supondrían unos 6 euros menos al mes en nuestra factura, o 36 euros al año. Los de esta segunda intervención, todavía no están disponibles y serán más complicados de acercar, ya que dependen en parte de la contratación de cada vivienda.

Lo que se hace más que reseñable, es la necesidad de llevar a cabo medidas de control en el mercado eléctrico mayorista, que impidan que se pague el precio más alto de la subasta para todos los consumidores, y que regulen el desarrollo de esas subastas, aportando así transparencia y buen hacer de cara a todas las personas consumidoras.

Energia Justa es una red de voluntariado comprometida con la lucha contra la pobreza energética. En Madrid está financiado por Fundación Montemadrid y Caixabank. En Cataluña el proyecto está financiado por la Generalitat de Cataluña, la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona, y ha recibido premios o ayudas puntuales de otras entidades como Som Energia, la Filadora y el Clúster de la Energía Eficiente de Cataluña (CEEC).

Noticias relacionadas

Sigue nuestras causas

Suscríbete y recibirás por correo electrónico nuestras acciones para defender los derechos de las personas en situación de fragilidad social.

© 2021 ABD Asociación Bienestar y Desarrollo · Todos los derechos reservados · Condiciones de la donación · Aviso legal · Política de privacidad · Cookies