Consejos prácticos para refrescarse en verano

A través del proyecto europeo Cooltorise se han elaborado algunas estrategias para hacer frente al calor

En regiones como la región mediterránea, en las que las olas de calor son cada vez más frecuentes y severas debido al cambio climático, vale la pena conocer estrategias efectivas para mantener los hogares frescos en verano (sobre todo aquellos que son más vulnerables ante el aumento global de las temperaturas).

Si bien es fundamental promover refugios climáticos y espacios públicos con sombra y vegetación, en el ámbito del hogar son muchos los consejos que podemos tener en cuenta. Utilizar técnicas de enfriamiento eficientes, maximizar la sombra natural, fomentar la ventilación cruzada o emplear aparatos con tecnologías inteligentes son algunas de las estrategias para mejorar nuestro bienestar energético y reducir el consumo de electricidad.

En este contexto, uno de los objetivos del proyecto Cooltorise es proporcionar información práctica y útil a la ciudadanía para hacer frente al calor del verano. Todo esto, teniendo en cuenta el impacto que el calor tiene en los grupos vulnerables, que a menudo no pueden permitirse aumentar el coste de sus facturas. La televisión local de Barcelona (BTV) recogió así el impacto de los talleres organizados en el marco del proyecto para personas en situación de vulnerabilidad. Gracias a estas sesiones, aprendieron algunas estrategias para reducir sus facturas de electricidad entre un 5 % y un 10 %. Así lo demuestra la experiencia de Jenni, una de las asistentes, quien explicó en la televisión catalana (TV3) que estos talleres la ayudaron a combatir el calor sin aumentar el coste total de su factura.

Aquí resumimos algunos consejos, centrados principalmente en estrategias pasivas y adaptativas, que se han compartido en los talleres gracias a la participación de las y los Agentes contra la Pobreza Energética en Verano (SEPAs):

  1. Aprovecha al máximo la ventilación natural. Es recomendable ventilar durante la noche y en las primeras horas de la mañana, y evitar hacerlo cuando la temperatura exterior supera los 30 °C. Si puedes, fomenta la ventilación cruzada para que el aire circule mejor por la casa.
  2. ¡Los ventiladores son tu mayor aliado! Los ventiladores son la alternativa óptima al aire acondicionado, facilitan la transpiración a través de la piel ¡y consumen hasta 20 veces menos energía!
  3. Evita que entre el sol en casa: para bloquear la radiación solar, utiliza toldos, persianas o estores, pero no cortinas.
  4. Opta por comidas ligeras y frescas (para reducir la generación de calor corporal durante la digestión), mantén tu cuerpo hidratado bebiendo agua regularmente y evita consumir alcohol o bebidas azucaradas / con cafeína.

Además, en climas secos, se recomienda utilizar la técnica de enfriamiento por evaporación. Es decir: humedecer las cortinas, los patios exteriores o el aire en general para reducir su temperatura cuando el agua se evapora.

A continuación, te presentamos una infografía que ilustra estas técnicas:

Noticias relacionadas

Sigue nuestras causas

Suscríbete y recibirás por correo electrónico nuestras acciones para defender los derechos de las personas en situación de fragilidad social.

© 2024 ABD Asociación Bienestar y Desarrollo · Todos los derechos reservados · Canal compliance · Condiciones de la donación · Aviso legal · Política de privacidad · Cookies · Cambiar las preferencias de cookies

Haz tu donación