UNAD presenta el estudio sobre ‘Reducción de Daños en el Siglo XXI’ elaborado con el apoyo de expertos del Grupo ABD

La investigación plasma nuevas estrategias para implementar la reducción de daños asociados al uso y consumo de sustancias en España


Coincidiendo con el Día Internacional de la Reducción de Daños que se conmemora cada 7 de mayo, UNAD (Red de Atención a las Adicciones) ha presentado en Madrid el estudio titulado ‘Reducción de daños en el siglo XXI. Fase II Diagnóstico’, que ha sido elaborado con el apoyo técnico de expertos del Grupo ABD.

El objetivo de este trabajo es revisar el modelo de Reducción de Daños (RDD) en España para identificar nuevas estrategias implementadas con éxito y abordar los desafíos actuales relacionados con el uso de sustancias y sus impactos en la sociedad aportando propuestas de adaptación y mejora al contexto actual.

Se trata del primer estudio de estas características que se realiza en España desde que se implementaron las primeras estrategias de RDD en los años 80, puesto que nunca se había realizado ninguna investigación de este tipo a nivel nacional. No obstante, este estudio continúa el trabajo iniciado por UNAD en 2023, cuando la entidad publicó una revisión retrospectiva del modelo de reducción de daños en nuestro país, a partir de la cual ya se aportaron propuestas de adaptación y mejora al contexto actual.

El fin es poder adaptar las estrategias y hacerlas extensivas a los servicios y programas de reducción de daños de las diferentes comunidades autónomas, incorporando la perspectiva de género y un enfoque de derechos y justicia social que permita reducir el estigma de las personas que consumen en esta situación y lograr una eficacia a largo plazo.  Asimismo, se evidencia la necesidad de invertir en ellos para paliar los efectos negativos sobre la salud pública. 

La mesa de presentación del estudio ha estado moderada por Felisa Pérez Anton, presidenta del Grupo ABD y vicepresidenta de UNAD, quien ha realizado un recorrido por el trabajo desarrollado en materia de reducción de daños. En este sentido, Pérez ha destacado que es muy importante hacer un análisis de esta labor llevada a cabo durante muchos años porqué, por un lado, “sirve para reforzar dicho trabajo y nos permite valorar si somos eficaces llegando a la población que lo necesita”. Y por otro lado, esta investigación “nos permite saber si somos eficientes” ya que es un instrumento para valorar si las inversiones actuales servirán para minimizar gastos en el futuro.

El estudio de UNAD ha sido coordinado por Ester Aranda Rodriguez, adjunta a la dirección del Área de Drogas del Grupo ABD, y ha contado con la participación de Marta Escolano Vega y Josep Lluís Salvadó Sánchez, trabajadores sociales del Grupo ABD y autoras/es del estudio. Aranda ha agradecido a UNAD la apuesta por investigar en reducción de daños “que es algo que en España no ha estado muy presente”, añadiendo que “es necesario la evidencia para hacer incidencia”, además que “le da un espacio a la reducción de daños que lo necesita”.

Las conclusiones del estudio

Entre las principales conclusiones del estudio destaca el impacto histórico del modelo punitivo el cual ha contribuido a la construcción del imaginario social de la persona usuaria como delincuente, enferma y responsable de su propia situación. Además, la investigación alienta a la incorporación del modelo de justicia social con especial énfasis en el enfoque de interseccionalidad y señala como esencial tener en cuenta las opresiones y vulnerabilidades relacionadas con los diferentes ejes de desigualdad (sexo-género, edad, raza, país de origen…).

El documento también señala que la reducción de daños requiere reforzar la incorporación de las familias de las personas que usan drogas de cara a la efectividad de las estrategias y acciones ante los consumos. En esta línea, el estudio apunta igualmente la necesidad de trabajar junto a los medios de comunicación para dar a conocer los efectos y resultados que justifican la aplicación de la reducción de daños.

En base a los resultados obtenidos, la investigación plantea una serie de recomendaciones entre las que se incluyen la integración de servicios de reducción de daños en todo el territorio nacional y la correspondiente creación de una red de recursos, el aprovechamiento de las experiencias ya realizadas como evidencias de éxito y la descentralización de los discursos sobre el consumo para reducir los estigmas sobre las personas que usan drogas.

El estudio, realizado con la asistencia técnica de la Fundación ABD y con la financiación del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, puede consultarse aquí.

Además de la presentación principal, se han realizado dos mesas de debate sobre ‘Perspectivas Globales y Prácticas Comunitarias: Diálogo sobre Reducción de Daños y Salud’ y sobre ‘Experiencias en reducción de riesgos y daños con diferentes poblaciones’. La primera de ellas ha contado con la participación de Mireia Ventura, responsable del Área de Análisis e Internacional del Grupo ABD.

El seminario, realizado en colaboración con la plataforma madrileña FERMAD Vive Contigo y con el respaldo financiero de la Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas y el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030, también ha contado con las intervenciones del presidente y la secretaria de UNAD, Luciano Poyato Roca y Encarnación Pámpanas Porras, respectivamente.

La jornada la puedes ver a continuación:

Noticias relacionadas

Sigue nuestras causas

Suscríbete y recibirás por correo electrónico nuestras acciones para defender los derechos de las personas en situación de fragilidad social.

© 2024 ABD Asociación Bienestar y Desarrollo · Todos los derechos reservados · Canal compliance · Condiciones de la donación · Aviso legal · Política de privacidad · Cookies · Cambiar las preferencias de cookies

Haz tu donación