fbpixel
Por el mundo que queremos

«Haya Covid-19 o no las violencias machistas siguen estando presentes»

Entrevista a Bet Canal, coordinadora del Programa Educativo con Perspectiva de Género de ABD

Después de medio año de parón como consecuencia de la pandemia del Covid-19, a mediados del mes de octubre se ha vuelto a poner en marcha en los centros educativos el Programa Educativo con Perspectiva de Género de la Asociación Bienestar y Desarrollo ABD. Este es un programa que impulsó la organización el año 2004 y a través del cual en promedio anualmente se imparten 500 talleres en los que participan 8.000 personas, entre alumnado, familias, profesorado, agentes socioeducativos y profesionales del ámbito municipal. Su coordinadora, Bet Canal, nos explica cómo funciona el programa y cómo han vivido el retorno a las aulas tras la larga ausencia provocada por la crisis sanitaria.

¿En qué consiste el programa educativo con perspectiva de género que se imparte en las escuelas?

Es un programa que tiene una larga trayectoria en la entidad con más de 15 años. Forma parte del programa LARIS * y es la rama de la prevención y la sensibilización frente a las violencias machistas. Trabajamos en torno a la prevención de las violencias machistas, lgtbifóbicas y del acoso escolar con el objetivo final de extender la mirada coeducativa a todos los espacios y ámbitos educativos. También hacemos incidencia en el reconocimiento de la diversidad sexual y de género y por la implementación de una educación sexo-afectiva integral y feminista. A nivel de formato, el programa se basa en talleres y formaciones dirigidas desde primaria, secundaria, grados, PTTs, PQPIs … hasta formaciones a las familias, profesorado y otros agentes socioeducativos. Asimismo nuestra labor también se basa en asesorar al personal municipal y profesionales del ámbito socioeducativo para plantear mejoras en las estrategias de intervención con la población infanto-juvenil para la erradicación de las violencias machistas y el reconocimiento de las diversidades.

«Trabajamos en torno a la prevención de las violencias machistas, lgtbifóbicas y del acoso escolar con el objetivo final de extender la mirada coeducativa a todos los espacios y ámbitos educativos»

A nivel práctico significa que el equipo de talleres, es decir, el equipo de formadoras vamos, cada día, a un municipio diferente, sobre todo de la provincia de Barcelona (a una escuela, a un instituto, a un claustro, a un espacio familiar …) a hacer estas formaciones o talleres. Las temáticas varían en función de las necesidades detectadas ya sea desde el centro educativo o a nivel municipal.

¿Por qué es importante que reciban esta formación?

La mirada coeducativa y la prevención y sensibilización de las violencias machistas todavía es un tema que se trabaja poco o de forma insuficiente en las escuelas, los institutos y muchos ámbitos de nuestra sociedad a pesar de que se han hecho muchos pasos adelante para que se incorpore de forma transversal a todos los espacios educativos. Es por ello que entidades como la nuestra y muchas otras, históricamente, sobre todo desde el activismo, hemos estado trabajando en todos estos espacios para poder hacer prevención y una sensibilización de las violencias machistas. Como sabemos vivimos en una sociedad machista, racista, lgtbifòbica, capacitista y por tanto, hay un cambio de paradigma hacia la implementación de un modelo coeducativo que nos permita avanzar hacia un proceso de transformación social donde primen valores como la igualdad, justicia y reconocimiento de las diversidades.

«La mirada coeducativa y la prevención y sensibilización de las violencias machistas todavía es un tema que se trabaja poco o de forma insuficiente en las escuelas»

En el programa educativo contamos con un catálogo de talleres donde hay toda nuestra oferta formativa que escoge cada centro o a nivel municipal en función de sus necesidades. Más allá de los talleres a demanda, tenemos unos proyectos específicos fruto de colaboraciones institucionales y subvenciones. Este es el caso del ‘Proyecto para Combatir las lgtbifobias‘ que gracias al Ayuntamiento de Barcelona llevamos años implementando. Es una iniciativa en la que trabajamos específicamente en secundaria alrededor del reconocimiento de la diversidad sexual y de género y la prevención de lgtbifobias. También tenemos el proyecto ‘Enlacémonos desde la coeducación’ que sale fruto de la colaboración con el Instituto Catalán de las Mujeres y que va dirigido a centros de primaria con el fin de abordar con toda la comunidad educativa la implementación de la mirada coeducativa. También tenemos el proyecto ‘Modo On’ que es una iniciativa de fortalecimiento y de apoderamiento juvenil basado en el trabajo de la educación emocional en Secundaria que tratamos a nivel municipal, interviniendo en todos los institutos de la ciudad de forma continuada.

¿Qué acogida tiene este programa entre el alumnado?

La verdad que nuestros talleres tienen muy buena acogida entre el alumnado y también entre el profesorado y las familias porque son temas que nos atraviesan muy profundamente y que hay mucha necesidad de poder tratar. Es muy enriquecedor poder crear espacios participativos con varias agentes de la comunidad educativa. Nosotras, a nivel metodológico, trabajamos a partir de dinámicas participativas con el objetivo de gestar espacios de aprendizaje colectivos y construir conocimientos entre todas. Asimismo aportando una mirada crítica del mundo que habitamos y facilitando procesos personales y colectivos de apoderamiento y transformación de las desigualdades.

¿Qué es lo que más os sorprende del alumnado al realizar las clases?

Sorpresas nos lleva cada día. Todo el equipo de talleristas podríamos explicar un montón de anécdotas vividas durante todos estos años pero lo que más nos sorprende son las lecciones que nos llevamos del alumnado, desde las más pequeñas hasta mayores. Escuchar sus voces, su mirada, su originalidad, su visión crítica. Día a día aprendemos mucho de ellas y ellos, muchas veces pensamos que es un privilegio poder hacer estos acompañamientos.

¿Qué afectación ha tenido la Covid-19 en el desarrollo de este programa educativo?

Desgraciadamente durante la Covid-19 todo el programa de talleres se vio afectado y desde marzo hasta hace poco dejamos de hacer nuestra actividad presencial en las escuelas, institutos y otros espacios educativos a pesar de que la adolescencia y la infancia no dejar de vivir las violencias machistas que operan en nuestra sociedad. Nosotros dejamos de hacer nuestra intervención pero las problemáticas en las que acompañamos para su transformación han continuado existiendo. Entonces, encontramos que ha habido un vacío muy importante a nivel de intervención, de trabajar todos estos aspectos que han continuado atravesando al alumnado y al profesorado que nosotros acompañamos.

«Nosotros dejamos de hacer nuestra intervención pero las problemáticas en las que acompañamos para su transformación han continuado existiendo»

¿Cómo ha sido el reencuentro con el alumnado después de seis meses sin pisar las aulas?

La verdad que estamos muy emocionadas y muy contentas porque echábamos de menos el alumnado y el profesorado que acompañamos y estar en la cotidianidad de los centros educativos y la verdad que nos acogido con mucha ilusión y de forma muy participativa. Los talleres han ido genial y hemos recuperado un poco lo que hacíamos antes pero con mascarilla y las medidas que marca el protocolo. La verdad que nuestro trabajo sigue siendo el mismo. Echamos de menos pero vernos la cara entera, poder leer las expresiones emocionales, que es un aspecto fundamental en nuestra intervención.

¿Habéis notado un cambio entre las y los alumnos tras la Covid-19?

Lo que sí hemos percibido es que el alumnado tiene muchas ganas de hablar y tiene muchas ganas de compartir y expresarse. Ya lo notábamos antes pero quizás ahora lo notamos más. Nosotras estamos muy contentas de poder continuar haciendo un trabajo esencial y que es fundamental continuar poniéndolo en valor porqué haya Covid-19 o no las violencias machistas siguen estando igual de presentes y es muy importante tejer estos espacios para poder trabajar y poderlos transformar colectivamente.

* ABD creó el programa LARIS 1999 para eliminar o disminuir cualquier tipo de violencia (física, psicológica, sexual y / o económica) en el seno de la familia y entre cualquiera de sus miembros. Es un servicio de atención terapéutica dirigido a mujeres ya sus hijos e hijas, así como otros miembros de la familiar, que viven o han vivido situaciones de violencia de género y / o familiar y que quieren acabar con la situación de abuso o recuperarse de sus consecuencias.

Noticias relacionadas

Sigue nuestras causas

Suscríbete y recibirás por correo electrónico nuestras acciones para defender los derechos de las personas en situación de fragilidad social.

© 2021 ABD Asociación Bienestar y Desarrollo · Todos los derechos reservados · Condiciones de la donación · Aviso legal · Política de privacidad · Cookies