23/01/2019
La televisión de las Islas Baleares IB3 entrevista a Energy Control Baleares sobre la capacitación de los y las jóvenes en los efectos de las drogas

La televisión de las Islas Baleares IB3 ha entrevistado a Alicia Bustos, coordinadora de Energy Control Baleares, sobre los talleres que imparte en los centros educativos para capacitar a los y las jóvenes en los efectos de las drogas. Este tema se ha enmarcado en el programa Zoom, en el capítulo ‘Herència Tòxica’.

Desde Energy Control, tal como ha explicado Bustos, tienen una línea de trabajo preventiva, es decir, no estigmatizan la persona consumidora. «Esto es crucial, especialmente con los jóvenes. Tenemos que dar consejos sobre el consumo, son las personas que tienen que decidir sobre si consumir o no».

 

«Las sustancias legales no son menos perjudiciales»

«El tabaco, el alcohol, la cafeína, los fármacos,.. son legales y también tienen un riesgo para nuestra salud. Igualmente con lo que respecta al cannabis o la cocaína», comentó la coordinadora de EC en las Islas Baleares. Según Bustos, todas las drogas están en el mercado de consumo, legales o ilegales. «El funcionamiento, el marketing asociado a ellas, es muy diferente».

Sobre la desinformación asociada a las drogas legales como el tabaco o el alcohol, Alicia Bustos enfatizó que «los anuncios de cerveza, por ejemplo, no dan ninguna información relevante sobre los efectos en la salud. Te cuentan los efectos sociales de consumirla, y te demuestran como, de golpe, estarás en una playa con un sol radiante».

 

 

 

El caso del tabaco es similar. «No hay ninguna información sobre los ingredientes. Hace un par de años sabíamos el porcentaje de alquitrán, nicotina y monóxido de carbono, pero hoy en día no sabemos nada», aseguró Bustos. Sobre el mito de que fumar un cigarro relaja, la realidad es que «relaja a la persona que hace años que fuma, porque suple la cantidad de nicotina que el organismo se ha acostumbrado a tener».

 

«Las drogas funcionan sobre el sistema de recompensa del cerebro»

«La manera de funcionar que tienen las sustancias estupefacientes es similar. Las drogas funcionan sobre el sistema de recompensa del cerebro, nuestro organismo cree que le gusta, le causa placer», apuntó Bustos. «Por eso son las personas las que deben establecer racionalmente los límites de su relación con el consumo de drogas».

En cuanto a la asociación de las sustancias con el ocio, la coordinadora de EC Baleares comenta que «si se consume buscando el efecto de desinhibición, no se trabajan las estrategias personales». Según Bustos, los efectos pueden ser negativos, especialmente si se utilizan para camuflar unos problemas que seguirán estando allí.

 

Si quieres ver el reportaje completo, pulsa el siguiente ENLACE