23/09/2019
¿Conoces el proyecto Food Relations?

El proyecto Food Relations es una iniciativa europea que pretende crear espacios de participación social, intercultural y de inclusión de personas migrantes a través de la alimentación. El proyecto se está desarrollando de forma paralela en las ciudades europeas de Milán (Italia), Tesalónica (Grecia), Friburgo (Alemania) y Barcelona-Hospitalet de Llobregat (España).

El piloto que está impulsando la Asociación Bienestar y Desarrollo ABD en Cataluña, en colaboración con la Fundación Espigoladors, es una iniciativa orientada a la inserción social y laboral, y nace para poner en el centro a mujeres inmigrantes y/o refugiadas que se encuentran en riesgo de exclusión social. El proyecto está orientado a fomentar el interés y aproximación entre diferentes herencias culturales desde una perspectiva de empoderamiento. Consiste en un proceso comunitario con perspectiva de género que se basa en la cocina como elemento inclusivo.

Este proyecto surge fruto de la identificación de dos problemas estructurales, la feminización de la pobreza, y el aumento del racismo y la xenofobia, y abarca diversas acciones.

 

Las etapas del proyecto

Empoderamiento culinario

El primer punto -y más largo en el tiempo- del Food Relations es una formación completa en Cocina intercultural comunitaria de aprovechamiento y obrador, impartida por Fundación Espigoladors. Tiene una duración de 5 meses, y con el programa piloto de este año se han formado personas de nueve países diferentes.

Es a través de este curso donde se gesta la creación de un producto culinario propio con la intención de comercializarlo. Este año ha sido una sanfaina de verduras y tomate, una fusión de culturas que ha puesto en valor las diferentes tradiciones culinarias del grupo. El producto es 100% natural, artesanal, de alta calidad y generado con materias primas de proximidad.

 

 

Para poder poner a la venta la sanfaina, las participantes del grupo crearon la marca Como en familia, que identifica su trabajo autónomo del proyecto -que comenzará a partir de ahora-, y que les permite organizar acciones comunitarias propias. Con la ayuda del Centro Universitario de Diseño de Barcelona BAU, se llevó a cabo un taller que ha tenido como resultado la creación de esta identidad propia.

Como etapa previa a la sanfaina, el curso de cocina se centró en la creación de un catering, el Menú Fusión, que sirvió como recetario intercultural. Este menú es saludable, de aprovechamiento, responsable y de bajo coste. Tenía el objetivo de mejorar las competencias en cocina y hacer aflorar las herencias culturales culinarias de las participantes, y, también, de visibilizar la riqueza de la diversidad de origen existente en el territorio generando espacios de encuentro en torno a la cocina saludable y sostenible .

La oferta gastronómica incluyó bollitos de yuca ‘a la catalana’, Saquitos de pastaila tradicional marroquí, Montaditos de trinchado sobre patacón, Huevos rellenos de antipasti, y Fusión naranja de postre, una creación propia del grupo hecha de la suma de diferentes aportaciones.

 

Acompañamiento e inserción

Adicionalmente a todo esto, el proyecto de ABD Comunidad Activa ha acompañado durante todo el proceso a las mujeres participantes en acciones relacionadas con la inserción laboral a través de itinerarios individuales de orientación y acompañamiento a la búsqueda de trabajo. Con ello el FR ha logrado que un 90% de las mujeres participantes en el proyecto hayan incrementado su empleabilidad y competencias prelaborales. Uno de los resultados más relevantes de este proceso ha sido la inserción de cinco de las mujeres participantes en el ámbito de la cocina y la restauración, y la implicación de hasta 42 agentes comunitarios.

 

 

La participación comunitaria

Uno de los puntos relevantes del Food Relations es que ha tenido un arraigo muy importante en el territorio, en este caso Hospitalet, gracias a la Comisión de Alimentación de la Mesa de Salud Comunitaria de Collblanc-la Torrassa, la Escuela Màrius Torres, y la AFA de la Escuela Charlie Rivel, que facilitaron el acceso del proyecto a las mujeres participantes y a las entidades y actores sociales comunitarios de la zona. Esto ha promovido una buena inclusión del FR en la red vecinal vigente, y ha permitido una mejor cooperación con las contrapartes.

El grupo, paralelamente a todas las acciones formativas, también ha participado y organizado diversas actividades comunitarias en torno a la cocina con la intención de generar espacios de encuentro. Estas son la I Feria de Economía Social y Solidaria y Migrante, en Can Batlló; la Fiesta de la Diversidad en el Parque de la Marquesa de Hospitalet de Llobregat; la fiesta de graduación de la Escuela Charlie Rivel, en Hospitalet de Llobregat; y la participación en la celebración de clausura del III Ciclo ‘Gaudir millora la salut’, del proyecto ICI, también en Hospitalet.

 

 

¿Cómo afrontan el futuro?

El FR se está preparando para replicar el programa piloto con nuevas participantes. Con todo esto, ha sido uno de los quince proyectos elegidos para participar en la 4ta edición del Programa de Emprendimiento Social de Barcelona Activa durante el 2019. El objetivo de este programa es acompañar en el desarrollo de proyectos sociales innovadores, desde la idea hasta la puesta en marcha de una empresa socialmente responsable y económicamente viable. Este soporte está sirviendo para poder generar nuevas sinergias y reenfocar algunos aspectos para generar un proyecto sostenible en el tiempo.

En cuanto a las iniciativas en cooperación con el consorcio Europeo, destaca en primer lugar la realización y presentación del documental «Not Just Food», producido por Bonobo Films. Este septiembre se ha estrenado en Italia, en el festival 76ena Muestra Internazionale d’Arte Cinematografica di Venezia, y muestra el impacto social que el FR ha tenido en las personas participantes y de qué manera. Pronto se estrenará en Barcelona, en Grecia y en Alemania.

En segundo lugar se presentará la guía de buenas prácticas «Food as a key medium for social inclusion and intercultural dialogue» sobre proyectos de ámbito europeo considerados buenas prácticas y que estén relacionados con la alimentación y la inclusión intercultural. Este documento ha servido para analizar las claves de éxito de estos proyectos o acciones con el objetivo de compartirlas y de transmitir su conocimiento. Se hará público durante los próximos meses en catalán y castellano, y se presentará, también, en Barcelona.